Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros

Tormenta de arena

Pedrea - Predicciones de Loteria 2010 - Loteria de navidad - Pedrea 2010




El desierto de Utah nos ha dado la bienvenida con una tormenta de arena de las de antología. Según hemos salido de Salina ha empezado a correr vientecito, que luego se ha transformado en ventarrón. Para que os hagáis una idea he estado a punto de atropellar a un pájaro que estaba volando porque no era capaz de moverse del sitio. El viento ha levantado la arena del desierto y ha montado la tormenta. A ratos era como niebla lejana y a ratos como niebla espesa. Y en un par de ocasiones, no se veía absolutamente nada y hemos tenido prácticamente que parar el coche. A todo esto estábamos en un tramo, distinto al anterior, de 80 millas (130 kilómetros) sin servicios. Han sido 80 millas de tormenta de arena, que curiosamente sólo han terminado al cruzar la frontera de Nevada y encontrar la “zona de servicios”, compuesta por un bar, un motel y una gasolinera. Hemos sabido que estábamos en Nevada porque el bar tenía unas 30 máquinas tragaperras y eso no nos pegaba mucho en Utah, pero ni cartel de bienvenidos a Nevada, ni nada, o lo mismo la arena no nos lo dejaba ver. Porque si algo distingue a Nevada de Utah no son sus desiertos, que son iguales, sino sus casinos. Todo pueblo que se precie tiene el suyo, si en Utah hay más iglesias que habitantes en Nevada hay más casinos que personas. Y si no hay pueblo y no se puede poner casino, pues se ponen tragaperras, que para dejarse el sueldo también valen.
De aquí al siguiente pueblo, 100 kilómetros. Vamos, que entre pueblo y pueblo hay 240 kilómetros, bienvenidos al Oeste.

Escriba un comentario