Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros




Michael Carroll, un basurero británico ganó más de 10 millones de euros en la Lotería británica. Ocho años después, vive de lo que cobra en el paro y ha gastado su fortuna en drogas, apuestas y prostitutas. «Solo pensaba en tres cosas: sexo, drogas y oro».

Aún así insiste en que es feliz viviendo con los 50 euros que cobra por semana como prestación por desempleo. «He vivido la gran vida, pero quiero volver a mi trabajo y ganar un salario normal», según ha relatado al diario Daily Mail .

Los 9,7 millones de libras que ganó en 2002 en el bote de la lotería se los gastó en compras como una flota de coches de lujo (tenía un Mercedes negro en el que pintó el título de «Rey de los Macarras»).

En 2003, Carroll se gastaba unos 2.300 euros diarios en drogas para él y sus amigos y daba fiestas en una mansión de unos 370.000 euros en Downham, Norfolk.

Su esposa, cansada y molesta por esta vida de excesos, decidió dejarlo y llevarse consigo a la hija de ambos. En lugar de ver la decisión como una llamada de atención, esto no le hizo recapacitar, Carroll continuó con su vida de excesos comenzó a contratar los servicios de hasta cuatro prostitutas diarias. En 2004 pasó cinco meses en prisión por posesión de cocaína.

También perdió un millón de libras apostando en carreras de caballos y perros y otro millón lo dedicó a invertir en su equipo favorito, los Rangers. El año pasado llegó la bancarrota, gastó sus últimas 400.000 libras, que obtuvo con la venta de sus coches.

Carroll afirmó que no se arrepentía de haber perdido su fortuna, pero sí admitió que otros se habían beneficiado de su premio más que él.

En 2008, unos delincuentes mataron a 12 de sus perros y lo echaron de su lujosa casa, donde nunca ha regresado.

Fuente : 26noticias

Bookmark  and Share

Escriba un comentario