Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros




Os comunico que en mi casa, que es particular, ya se ha instalado la Navidad, y es que aprovechando la fiesta de la Constitución, inauguramos la “puesta” del árbol navideño y el Portal de Belén con sus figuritas y todo, y los villancicos (cantados y bailados), y las guirnaldas, y las piñas y bellotas de color púrpura, y el puré de castañas, turrones, alfajores y polvorones…. ¡Un sin fin de trabajo extra! y la casa como un “Todo a 100”, pero todo sea por el espíritu navideño, las buenas intenciones y sobre todo, “esa Lotería”, con el run run de sus niños cantores, los periodistas en las puertas de las administraciones a la caza y captura de los afortunados, las radios de algunos compañeros dando por saco con el run run toda la mañana, aunque este año, que sé que me va a tocar, porque hay que desearlo mucho, mucho, mucho, para que se cumplan tus sueños (podría cambiarlo por todo, todo, todo, pero igual vienen los de Catalana y me contratan) el soniquete y toda la parafernalia que le acompaña, me va a sonar a música celestial. ¡Soy una tía con suerte!

Por si acaso, pienso ir a la peluquería, que no me cojan desprevenida los de la tele mientras descorchamos cava en abundancia, eso sí, en copas de cristal, porque el plástico con el dinero, desmerece mucho; y además “antes muerta que sencilla”.

Aprovechando que estamos cerrando el año, he hecho un balance “minutero” y ya me quedan muy pocos días para jugar con mi “Bustamante” el partido de padel que me trae de cabeza. Tampoco he concretado con Santiago Segura los términos y actores que van a colaborar en la próxima edición de Torrente, mi viaje a las “Vegas” y mi disfraz de Olivia Newton John me siguen esperando, Belén Esteban me ha ignorado como amiga en el facebook (ella se lo pierde), el Papa pasó por Madrid, pero no me llevó en su Papamóvil a mi casa que es particular, con la ilusión que me hacía… y para colmo, Mariano Rajoy, no quiere avalarme.

A propósito de Mariano, os cuento la lógica de un niño de 4 años, cuando le preguntan sus primas si les acompaña a votar. El que estaba jugando, contesta que sí, pero que también les acompaña su amigo. En esto el amigo dice ¿y eso que es?… respuesta, “pues eso, lo de Rajoy, que ahora se va a hacer zapatero”. Iker, ¡tú si que vales!

En fin, no pienso desesperar, que si no me toca el euromillón semanal, me queda la lotería de Navidad y la del Niño, y como último recurso, podré acudir a mis amiguetes los Reyes Magos, que para esos son mágicos, y pedirles todas esas cosas, recubiertas de una buena dosis de Salud, Paz y Amor. Creo que unos días más, puedo esperar sin desesperar. Es lo que tiene ser una ¡tía con suerte!

Escriba un comentario