Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros




Desde el 11 de noviembre las administraciones de lotería y puntos receptores pueden expedir décimos para el sorteo extraordinario de Navidad a través de la máquina, como tickets, en lugar de los tradicionales décimos pintados.

Aunque hasta ahora la máquina se limitaba a la venta de Lotería Nacional para los sorteos semanales, apuestas deportivas, primitivas, bonolotos y euromillones, el sorteo de este año es pionero en la ampliación de la venta al dispositivo.

Sin embargo, la medida ha tenidi muy mala aceptación entre el público. Según declaran los loteros, las ventas a través de este sistema son residuales, excepcionales.

Algunos expendedores achacan el fiasco de la implantación del sistema a la nula promoción que se ha hecho de la novedad, mientras que otros suman a esto lo tradicional de la venta de los décimos ilustrados.

La novedad también ha generado polémica. Algunas administraciones se han quejado de que este sistema aumenta la competencia, ya que amplía la venta a cualquier establecimiento que cuente con una de estas máquinas.

Desde el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (Onlae) sostienen que el sistema mejorará en los próximo años, cuando los compradores lo conozcan con más precisión y se amplíe el rango de números que ahora están disponibles a través de los dispositivos.

Entre las ventajas que presenta este sistema se encuentra la posibilidad de elegir el número que se quiere comprar -”si está disponible-” o, por lo menos, parte de la numeración. El problema radica en que el rango de números que se pueden expedir de esta forma está limitado al 10% aproximadamente y los que suelen aparecer son, según explican los profesionales de las administraciones, de los denominados «feos».

Los loteros aseguran que los clientes quieren números concretos, que no suelen estar en la máquina, aseguran.

Lo que dicen los loteros. Algunos aseguran que tienen que «convencer» a los clientes de la validez de los décimos, otros piden más promoción y en lo que todos coinciden es en que se amplíe la numeración disponible.

José, de las administración de la calle San Juan de la capital, dice que «sí se está vendiendo, pero la gente está acostumbrada a lo tradicional, tengo que convencerles de que es lo mismo».

Ana María, de la administración número uno de La Bañeza , afirma que «con la máquina sólo he hecho cuatro y eran una terminación para unas compañeras de estudios mías que están en Suiza». Nuria, de la administración de Valencia de Don Juan (el Sort de Castilla y León) dice que «la máquina no funciona porque sólo piden el número concreto. Número no disponible , pone siempre en la pantalla. Hay gente que viene con cinco o seis números y no le sale ninguno».

A pesar de tener una solera de casi doscientos años, el sorteo extraordinario de Navidad se moderniza con los años y también aumenta el juego.

«Ahora hay que tener suerte dos veces, una para que la máquina te saque el número que pides y otra para que no te equivoques», asegura José, de la calle San Juan de León.

Fuente: http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=567443

Escriba un comentario