Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros

Los billeteros de la Lotería Nacional

Pedrea - Predicciones de Loteria 2010 - Loteria de navidad - Pedrea 2010




La opinión de la Educadora….

-

ELKA RODRÍGUEZ  -

Los vendedores de la Lotería Nacional son gente de pueblo esforzada y humilde que se levanta todos los días con su tablero al hombro y se ubica en una posición estratégica para vender sus productos; son buenos trabajadores porque lo que hacen es con honestidad.

La mayoría tiene una situación económica y social difícil y delicada, es cabeza de hogar responsable y constituye el motor que mueve la existencia de la Lotería Nacional de Beneficencia. Por lo tanto, no merecen ser tratados como enemigos de la institución a la cual han servido durante toda su vida.

Los verdaderos enemigos de la Lotería Nacional son las “casas grandes”, que jamás dan la cara pero viven en la opulencia y cada día se vuelven más ricas e influyentes explotando a sus vendedores. Son personajes ocultos con mucho poder, se esconden y disimulan, tienen tentáculos a nivel de toda la República y están presentes en todas partes; es una cadena difícil de romper porque a ellos nadie los persigue, ofende ni amenaza, pues son las vacas sagradas.

Viven en una riqueza desmedida y sin control en grandes palacetes, con toda clase de seguridad y carros finos último modelo; comen manjares; compran residencia cada cinco años, y visitan los mejores sitios turísticos del país y el extranjero. Son verdaderos “capos” de la venta de chance clandestino, sanguijuelas que le chupan la sangre a la Lotería; mientras tanto, los pobres billeteros pasan los días vendiendo sus chances y billetes bajo sol y agua, víctimas de los ladrones, perseguidos, ultrajados, peleando sus derechos y comiéndose un cable en los patios limosos, sin esperanza de mejorar su calidad de vida o de reconocimiento alguno.

Todos sabemos que la Lotería Nacional es la más afectada por este negocio ilícito de las “casas grandes” porque deja de percibir millones de dólares cada año.   Estos “capos” diariamente aumentan su solidez económica, sólo se dedican a recoger fuertes sumas de dinero que les entregan sus billeteros por la venta de los mismos.

¡Cómo es posible que estos mafiosos y mafiosas de las “casas grandes” no hayan sido desmantelados de su organización que protegen a capa y espada! Por décadas se han dedicado a esta actividad y no hay autoridad que los rastree y ponga fin a este negocio fraudulento.

En otro sentido, el director de la Lotería Nacional ha declarado la guerra a las “casa grandes”, pero hasta el momento no ha caído ningún pez grande y gordo; no obstante se nota, eso sí, el atropello despiadado a los billeteros, puro pueblo.   El presidente Martinelli debe tomar cartas en el asunto.

<>
Artículo publicado el  21de agosto de 2010 en el Diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Escriba un comentario