Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros

Las cosas, a lo grande

Pedrea - Predicciones de Loteria 2010 - Loteria de navidad - Pedrea 2010




Las hermandades ya tienen su lotería de Navidad a la venta

Así son en esta tierra. Uno está acostumbrado a una ciudad por cuyo río sólo navegan los suspiros. Todo es pequeño y recogido. No hay espacio para las grandes medidas y la unidad de medida es la palma de la mano. Pero Sevilla no es así. Las cosas aquí se hacen a lo grande. Se salta sin red. Porque no hace falta.Cuando has vivido por dentro el mundo de las hermandades granadinas y conoces de sus brillos y de sus mates, valoras mucho más el trabajo que cuesta obtener los recursos necesarios para poner una cofradía en la calle. Los hermanos y el resto de la ciudadanía, eso que sólo se acerca a las cofradías en Granada a parir del Miércoles de Ceniza, exigen que cada año el catálogo de estrenos sea amplio y llamativo. Si  se está o no al corriente de las cuotas importa menos. Pero tener una nueva bacalá es clave. Mucho más que el valor de la vida interna.

Ahora, las 32 federadas se baten el cobre para poder sacar adelante sus ventas de lotería de Navidad, una de las fuentes de ingresos más importantes con las que cuenta las propias cofradías. Salen a la venta los números y las juntas de gobierno sueñan con dos cosas: o que toque el Gordo o la terminación del primer premio. En el caso de Gordo no hay que explicar nada. En la segunda opción estamos ante una cantidad tan ridícula que a los hermano, generalmente no les interesa ni cobrar. En tal caso, las hermandades suman a sus ganancias un pico con el que no contaban.

La modestia de las hermandades de Granada hacen que la venta de un número ya sea casi una osadía. Los comprometidos son los que se encargan de sacar adelante el mayor número de participaciones. Sangre, sudor, lágrimas y meses después, los ecónomos o mayordomos pueden hacer caja y, en el mejor de los casos ni se devuelve lotería y las ganancias permiten algún respiro.

Todo esto viene a que hoy me he quedado absorto. Paseo por el barrio de Santa Cruz en Sevilla. llego a un bar castizo situado en la Plaza de  los Venerables. Tras la barra y colgados a modo de tenderete en una cuerda, 12 tacos de lotería de la Macarena dan la bienvenida al cliente. Si eres profano, apenas te das cuenta. Si no, si sabes de qué va esto un poco comprendes la barbaridad y el dineral que supone sacar diez números a la calle, con la finalidad de que, al menos en un caso obtengas una terminación. El gasto es enorme, pero es que los ingresos lo son más.

Pregunto al camarero sobre el asunto y su respuesta es bastante elocuente: “Estos de la Macarena ya no son una cofradía, son una máquina de hacer dinero, un negocio”. Y es verdad. Macarena, Esperanza… Son como el Madrid y el Barça (permítaseme la comparación) en una Liga de Campeones donde el resto de los equipos van unos pasos por detrás.

Los demás, nos limitaremos a jugar en la Segunda División, muy lejos de proyectos inimaginables para mi tierra.

Escriba un comentario