Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros

LA GESTIÓN DEL TIEMPO

Pedrea - Predicciones de Loteria 2010 - Loteria de navidad - Pedrea 2010




¡Hola!

“Yo nunca pienso en el futuro; llega demasiado aprisa”

                                                                                                Albert Einstein.

Queda inaugurada esta categoría de PEDAGOGÍA DE LA SITUACIÓN. Queda un poco en la frontera con la psicología, no obstante se trata también, en la realidad tangible de una cuestión eminentemente práctica.

Tengo mucho por hacer y el tiempo se me va…

Porque la vida no sólo es póquer. Tenemos otras ocupaciones, relaciones interpersonales, compromisos, etc. Hay que atender a todas esas demandas y cumplir con todo. He ahí el hontanar del estrés. Un plan de gestión del tiempo es algo más. Requiere precalcular de forma realista qué tiempo ocupará cada tarea, luego planificar los pasos que vamos a dar. Una calle errónea y el retroceso es encontrar cerrado, llegar tarde a una reunión…llegar cansado a la sesión de póquer y exponernos a perder por fatiga.

La Gestión del tiempo lleva aparejada una competencia inexcusable:

APRENDER A PRIORIZAR.

¿SON REALMENTE IMPORTANTES AL MISMO NIVEL TODAS LAS MANIOBRAS QUE DEBO REALIZAR? Lógicamente no. Priorizar requiere responsabilidad, previsión, conocimiento, madurez. No todo el mundo está preparado. Quien no está preparado no puede dedicarse profesionalmente al póquer.

Einstein tiene razón cuando en su aparentemente exagerada afirmación, da la impresión de que sólo vive el presente. Se refiere en realidad a que el futuro no debe abstraernos al punto de hacernos perder la funcionalidad y la eficiencia derivando en la inactuación.

Uno de los temas que más preocupan al colectivo llegada la hora de plantearse la relación número de mesas y horas de dedicación en la sesión de póquer on line, a efectos de hallar el equilibrio de rake más sostenible a largo plazo es cómo gestionar el tiempo para poder dedicar x horas al día de forma sostenible y poder combinar dicha actividad con lo que nunca debe faltar en una vida para que sea completa:
1- Relaciones familiares y sociales.
2- Itinerarios culturales, deportivos y lúdicos
3-El descanso que sienta la cavidad donde se ubica la piedra angular que explica el equilibrio idóneo entre tareas-descanso mínimo.
Los inconvenientes y/o consecuencias que se predican de no hacer caso a esas premisas de expansión personal y recicladora son:
a) Fijación, obsesión y abducción: si no nos relacionamos con los demás y hacemos del póquer una sobrecarga nos vamos a saturar, seremos de carácter agreste, poco accesibles, irascibles, nos afectará más un revés y tenderemos a encerrarnos aislándonos del mundo y sus sucesos. El entorno nos influye. Vivimos en relaciones a los demás y con el medio natural. Interaccionar con ambos es un trabajo placentero y análogo a cargar pilas, a rellenar la fuente.
b) Diversificación de tareas intelectuales que impliquen trabajar no tan sólo el cálculo, sinó tambien la empatía, el role playing y la interpretación escénica, la imaginación y la creatividad en general. Eleva la autoestima y constituye un adlater interesante cuando el juego se estanca, o sencillamente algo que nos relaja o predispone al equilibrio justo antes de iniciar una sesión.
No dormir 7 horas como mínimo al día nos sitúa en una dinámica de endeudamiento exponencial con el cuerpo y con la mente que nos pasará factura.
Con estas ideas sobre la mesa resulta más sencillo acotar un plan de gestión del tiempo estándar viable para cualquier ciudadano que tenga una opción laboral prioritaria y contemple el póquer en principio como un complemento de sueldo:
- Realizar algun ejercicio gimnástico suave al iniciar el día y una buena ducha de agua templada.
-Desayuno ligero y merienda-comida a las doce del mediodía aproximadamente.
-En el primer descanso entre los dos intérvalos de jornada laboral hacer un poco de jogging o caminar por un bosque a paso ligero.
-Al terminar de trabajar, reconciliarse con la vida personal.
-Despues de cenar, a ser posible no más tarde de las nueve y media, concentrarse diez minutos y realizar una sesión de máximo dos horas y media, siempre en función de la hora a la que tenga que despertar al día siguiente.
-El horario del funcionario o de la persona que se dedica al póquer como opción laboral exclusiva permite fraccionar en dos un mayor número de horas. Luego puede jugar más mesas y en diferentes sesiones, dos o tres fracciones al día de dos horas cada una, 2×2, o 2×3. Siempre dejando tiempo de recuperación para que el nivel de rendimiento en concentración sea el mayor y mejor posible.
Quien no pueda dedicar más que dos horas y media al día puede jugar menos mesas, a mayor concentración y a un límite un poco más alto, siempre dentro de bankroll y que conozca los números estadísticos y el sistema de juego propio de ese nivel. Si dispone de menos tiempo y se maneja bien en Short handed, la media de manos por hora aumenta en un 30% lo cual incide en el rendimiento de su rake, aspecto sensible a tenor del escaso tiempo de que dispone al día tras contar con que ha tenido que atender otras prioridades y que la energía que le queda no siempre hace honor al tiempo que pueda mantenerse despierto si velamos por la máxima calidad del juego. No es suficiente estar despierto, hay que estar a entera disposición, sin nada ni nadie que nos distraiga. Estamos poniendo por medio unidades patrimoniales y el mantenimiento de un nivel de juego ganador. No es para tomárselo a la ligera.
Si un día no encuentra ese tiempo, o cuando llega el momento la fatiga hace mella, los sentimientos son negativos y la fuerza escasa, o aparece un dilema afectivo o moral, apueste por la parte humana, deje que la conciencia discurra, solucione esa demanda y mañana será otro día en el que podrá ganar sin tener que renunciar a nada, sin riesgo a perder por falta de predisposición real, y sin dejar a ese amigo/a sin apoyo. Tengan en cuenta que el póquer, con toda la minimización del azar que por destreza seamos capaces de acometer, no deja de ser una realidad dura y oscilante y que los demás, nuestros referentes en el tiempo incondicional, siempre estarán ahí. Para lo bueno y para lo malo.
La ley de oro de la gestión del tiempo es:
Hay tiempo para todo. Lo complejo es hallar la fórmula adecuada para acertar la ración de tiempo idóneo que cada actividad requiere para hacer del programa total una planificación rentable. 2+2=5. No siempre ganamos con dos ases. No siempre sale el día como hemos planeado. Nuestros deseos, hasta los más realizables pueden ser muy disilimares de la propia  realidad, con independencia de que obremos bien en nuestros procedimientos de planificación, organización de rutinas y ejecución. Aun así el jugador de póquer equilibrado sigue fiel a su rango y a las flexiones racionales ganadoras y vence la varianza con eficiencia cuadrando una buena cuenta de resultados al final del tramo.
Por este motivo la gestión del tiempo en póquer, como en cualquier empresa es fundamental: del tiempo cronológico, del tiempo perceptivo, es decir, de nuestro tempo interno y de la capacidad física y mental para multiplicar el potencial de acción en las mismas unidades de tiempo en que otros toman la mitad de decisiones…o menos.
Existen 3 dimensiones temporales que la persona no puede ignorar:
El tiempo es dinero: siempre en términos de coste de oportunidad apostamos por la actividad más rentable en menos tiempo.
El tiempo no tiene valor calculable: cuando los aspectos más profundos de la persona lo utilizan pero no lo contabilizan porque esa sensación de ausencia de control le supone la recuperación real de valores civiles, afectivos y funcionales que garantizasrán por principio de supercompensación un incremento de nivel en la reentrada, al regresar de ese descanso edificante. Aquí el tiempo no vale por cantidad, sino por calidad,por lo que nos aporta como personas disponer de ese espacio temporal indefinido, o sencillamente no definido. La rentabilidad emocional de algo que forma parte de nuestro bagaje e incide de forma positiva en nuestra motivación intrínseca.
El tiempo es relativo: cuando tomamos comò parámetro comparativo muestras de calidad y cantidad de acción y tarea en las mismas unidades de tiempo. La rentabilidad interpretada analíticamente con la mayor precisión: En dos segundos, el jugador A ha valorado tres posibles movimientos con su mano y el flopy el jugador B 6 acciones posibles y de las seis todas viables y justificadas.
En cualquier caso el tiempo es la referencia que nunca deberemos perder, auque sea insano ser plenamente conscientes y en todo momento de su ininterrumpido transcurso. La condición humana es capaz, como hemos visto de manejarse en diferentes facetas del tiempo y a la vez de aprovecharlo.

Escriba un comentario