Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros




El bingo se rige por unas reglas muy sencillas y elementales. Esta elementalidad en el principal responsable del éxito de este juego tan universal y antiguo, así como de que sea un juego tan extraordinariamente divertido. No debemos olvidar que los precursores del bingo datan de la época prerromana y el juego es conocido por la gran mayoría de culturas existentes actualmente, al igual que otro artilugio de antigua tradición y plena actualidad, el botijo. Esa sencillez del bingo hace que su metodología traspase fácilmente todo tipo de barreras ya sean estas sociales o culturales, de edad o de capacidad, convirtiéndose en un  auténtico medio para superar todo tipo de diferencias.

No es extraño que el bingo sea utilizado reiteradamente como medio para recaudar fondos para fines benéficos, pues es un juego muy accesible y que suscita una gran empatía por la universalidad en la posibilidad de participación así como por lo insospechado del resultado final. El bingo, ese bingo en el que todos hemos participado alguna vez en cualquiera de sus muchas formas, está llamado a ser una seña de identidad más de nuestra humanidad.

Escriba un comentario