Apuestas

Informacion sobre las apuestas en internet

Blogalia, anunciate con nosotros




La Asociación Española de Apostadores por Internet considera un peligroso precedente que se confiera a la Liga poder recaudatorio sobre las apuestas deportivas. Además, se oponen a que recaiga sobre los medios de comunicación y las operadoras cualquier responsabilidad por las apuestas ilegales.

Aunque en líneas generales la Asociación Española de Apostarores por Internet (Aedapi) respalda la nueva Ley del Juego Online, también ha alzado su voz contra algunos flecos que todavía siguen sueltos.

Entre todos ellos destaca la exigencia de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de hacerse con un pedazo del pastel que, vía impuestos, y gracias a la nueva normativa, empezará a recaudarse con las apuestas online.

El Proyecto de Ley concede a las Comunidades Autónomas todo el poder recaudatorio, con las únicas excepciones de la Quiniela, tanto de fúbol como hípica, que corresponderá al Estado.

Sin embargo, la normativa también deja la puerta abierta a que los clubes perciban una parte de esta recaudación, aunque deja tal decisión en manos de la futura Ley del Deporte (ver artículo 48 y disposición adicional sexta de la normativa).

El concreto, el texto actual señala que “La Ley Reguladora del Deporte Profesional fijará el porcentaje o su equivalene, aplicable a la recaudación obtenida de las Apuestas Deportivas, para determinar la cantidad que será objeto de retorno al Deporte”.

La falta de consenso entre los partidos y la proximidad de periodos electorales lleva a Aedapi a sospechar que esta normativa todavía se dilatará mucho en el tiempo.

Por tanto, puede darse la circunstancia de que ahora las Comunidades y el Estado se hagan con todo el poder recaudatorio y, dentro de unos años, la Ley del Deporte reconozca a los clubes algún tipo de derecho sobre las apuestas deportivas online.

El argumento que esgrime la Liga para exigir un pedazo del negocio de las apuestas online es que éstas existen gracias a la actividad de los clubes y, por tanto, éstos deberían poder beneficiarse de una parte del negocio que se genera. Algo así como el cobro de los derechos de imagen.

“Esto puede generar un peligroso precedente”, señala Sacha Michaud, presidente de Aedipe, quien se pronuncia en contra de que los clubes puedan hacerse con algún derecho recaudatorio sobre las apuestas deportivas online.

Su argumento para oponerse a la reclamación de la LFP se basa en que hay muchas empresas cuyo negocio se basa en la imagen de los equipos de fútbol, como la prensa deportiva. “Marca, As o Sport viven de hablar de ellos. Sin embargo, la Liga nunca ha pedido nada de lo recaudado”.

A vueltas con la publicidad

Otro frente abierto son los patrocinios deportivos de las casas de apuestas online y la publicidad de estas empresas, que mueve 60 millones de euros al año, según cifras de Aedapi.

Aunque el proyecto de Ley señala que “no existen restricciones a la publicidad realizada por operadores que hayan obtenido el título habilitante correspondiente”, todavía está por redactarse la letra pequeña.

Entre otros puntos, falta por determinar cómo se controlará que los menores no puedan acceder a esta actividad y si estas empresas podrán seguir patrocinando a equipos y clubes.

Por el momento, la normativa permite que aquellos contratos de patrocinio acordados antes del 1 de enero de 2011 puedan “seguir desplegando sus efectos en los términos contractuales pactados, hasta la resolución del primer concurso de licencias sobre las actividades de juego objeto del patrocinio”.

Pero, ¿y depués? Sigue siendo una incógnita. El problema es que su veto puede ser una auténtica catástrofe para los clubes, que actualmente perciben 40 millones de euros anuales por patrocinios.

De hecho, Aedapi advierte que cualquier veto a la publicidad de las apuestas online sería un agujero no sólo para las cuentas de los clubes, sino también para la prensa deportiva, que ha encontrado en estas compañías a uno de sus principales anunciantes.

De ahí que Michaud confíe en que durante la tramitación parlamentaria de la Ley del Juego Online no se pondrán trabas a estas actividades.

Donde sí espera que haya cambios es en los puntos que convierten a las operadoras y a los medios de comunicación en responsables subsidiarios de las apuestas ilegales, si les han dado soporte para operar y/o anunciarse.

“Lo justo sería que, si termina haciéndose responsables a medios y operadoras, éstos puedan confirmar de manera inmediata, a través de una página web, que la empresa de apuestas es legal, no tener que esperar dos meses”, señalan desde Aedapi.

http://noticias.lainformacion.com/

Escriba un comentario